Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

En relación con las mochilas, la mejor solución sería:

Suscripción a nuestro boletín.

Ganglios. Adenopatías: importancia y consecuencias

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 20-10-2011

¿Qué son los ganglios?

En el cuerpo, el sistema que lucha contra las enfermedades se llama “inmunológico o inmune”. Son células, tejidos y órganos que protegen el cuerpo. Los ganglios linfáticos tienen grupos de células del sistema inmune en diferentes sitios:

  • Unos se ven y se palpan fácilmente, como en: cuello, axila, sobre la clavícula, detrás del codo, detrás de la rodilla y en la ingle.

  • Otros, solo se aprecian con pruebas (ej. Radiografía) porque están dentro del tórax o abdomen.

Los ganglios son pequeñas bolitas, de forma redondeada, que no se ven. Pero a veces crecen y se notan más. Esto quiere decir que el sistema inmunológico está trabajando, como un filtro, eliminando sustancias nocivas para la salud.

En los niños, los ganglios se palpan bien porque:

  1. Tienen más ganglios y son más grandes.

  2. Su respuesta a los agentes (infecciosos u otros) que le puedan dañar es mayor. .

  3. A esta edad son mucho más frecuentes las infecciones.

De hecho, la palpación de ganglios cervicales e inguinales menores de 1,5 cm de diámetro se considera normal, es decir NO PATOLÓGICA.

Su presencia, por tanto, no indica ni endeblez, ni fragilidad, ni falta de calcio, ni falta de defensas, ni otras muchas leyendas que se cuentan. Simplemente sugieren que, como mucho, cerca de ellos hay una infección, generalmente un resfriado o una faringitis y que se está intentando frenarla. Pero, insistimos en que los ganglios se palpan con frecuencia en niños y adolescentes que por lo demás están sanos.

Adenopatías, adenomegalias

Se llaman adenomegalias, adenopatías o linfadenopatías a los ganglios anormales por su tamaño, localización, tiempo de evolución, número y/o consistencia. Pueden conllevar otros síntomas como fiebre, pérdida de peso, malestar general etc.

- Tamaño: Son patológicos los que miden más de 0,5 cm en el codo, 1,5 cm en la ingle y 1 cm en el resto de las regiones. Si superan los 4 cm hay que hacer un diagnóstico precoz.

- Número:

1) Localizadas:

Cuando están en una sola zona o en dos que están juntas.

Se deben a una infección cercana; por ejemplo las de la región del cuello a cuadros catarrales de vías altas.

2) Generalizadas:

Si se afectan por lo menos dos cadenas ganglionares que no están una al lado de la otra;

Lo más normal es que se deban también a una infección, aunque hay que tener en cuenta otras causas.

- Características de la adenopatía: son patológicas las duras, no elásticas; las que están pegadas, no son rodaderas y las que duelen si se palpan, se ponen rojas o tienen signos inflamatorios en la piel que las cubre.

Son normales las elásticas, que no duelen, con la piel normal y rodaderos -es decir que se mueven bien al ser desplazados con los dedos-.

- Tiempo de evolución: Si dura más de 3 semanas y, o bien no se ha encontrado la causa o el tratamiento no ha funcionado, hay que seguir investigando. .

- Localización: Son patológicas las supraclaviculares midan lo que midan.

También las de la zona epitroclear o poplítea mayores de 0,5 cm. si no hay una lesión próxima que las justifique (por ejemplo, una picadura infectada)

- La presencia de otros síntomas generales: generalmente palidez, pérdida de peso, falta de apetito, alteración del estado general, fiebre o febrícula y sudoración, son signos a tener en cuenta en la evolución de una adenomegalia.

¿Las adenopatías patológicas indican algo grave? ¿Cuál es su origen más probable?

Pueden estar causadas por una amplia gama de enfermedades y medicamentos. Su aparición genera con frecuencia miedo por la posibilidad de un proceso maligno. Sin duda ello es posible pero poco probable, ya que lo más normal es su sean de origen viral o bacteriano y que se resuelvan solas o con tratamiento antimicrobiano.

Resumen (incluyendo tópicos y falsas creencias).

  1. En los niños es normal que los ganglios crezcan. Muchas veces es normal y no quiere decir que el niño esté débil.

  2. Las causas más frecuentes son las infecciones víricas y bacterianas.

  3. Se dan menos las adenopatías generalizadas que las localizadas y aparecen por enfermedades sistémicas (entre ellas la gripe).

  4. Se puede llegar a un buen diagnóstico, casi siempre en poco tiempo y con buen pronóstico.

  5. Si la adenopatía mide más de 4 cm, dura más de 3-4 semanas, es supraclavicular y hay otros síntomas, puede ser grave. El pediatra sabrá si lo es y qué hacer en ese caso.

  6. Bultos que parecen ganglios pero no lo son: El que aparezca un tumor no quiere decir que sea una adenopatía. Sobre todo en la zona cervical (ej paperas) y la ingle (ej, hernia inguinal).

Fecha de publicación: 20-10-2011
Autor/es: